El salto de fe Motto Dots en busca de tu propósito de vida

4 PASOS PARA BUSCAR Y ENCONTRAR TU PROPÓSITO DE VIDA (PARTE 2)

In Acciones Diarias de Cambio, Amigos y Relaciones Sociales, Amor, Autoestima, Ayudar a Otros y Retribuir, Bienestar Físico y Salud, Capacidad de Perdonar, Conciencia Medioambiental, Crecimiento Personal, Desarrollo Espiritual, Diversión y Ocio, Huella Social, Respeto por los Otros, Riqueza, Sin categoría, Tiempo de Calidad en familia, Trabajo Carrera y Estudios by Juan Pablo Gaviria FrankLeave a Comment

Continuando del post anterior sobre los 4 pasos para buscar y encontrar tu propósito de vida. En el post anterior hablamos del paso 1 y 2, y en este de los pasos 3 y 4.

3. SAL EN BUSCA DEL CAMINO

¿Lograste dar el salto? Ya estás list@ para encontrar tu propósito.


Encontrar tu propósito se trata de darle un sentido, más allá de uno mismo, a todo lo que hacemos. Como decía Frederick Buchner, un escritor y teólogo estadounidense: “el propósito es el lugar donde tu profunda alegría se encuentra con las necesidades del mundo.”

Propósito es el lugar donde tu profunda alegría se encuentra con las necesidades del mundoFrederick Buchner

Si sigues esta receta y mezclas estos 5 ingredientes, lograrás catapultarte y pasar al otro lado del abismo. Claro, es más fácil escribirlo que hacerlo.

  • Connector.

    Define tus valores y principios.

    Define 3 valores y/o principios por los que riges (o quieres que asi sea en el futuro

  • Connector.

    Define lo que más te gusta hacer en la vida.

    Haz una lista de las 5 cosas que más te gusta hacer. Lo que más te apasiona.

  • Connector.

    Encuentra tus habilidades.

    ¿En qué eres hábil? Haz una lista y escríbelas.

  • Connector.

    Ayuda a solucionar un problema de la humanidad.

    ¿Cómo podrías usar tus habilidades y lo que más te gusta hacer en la vida para ayudar a cambiar el mundo?

  • Connector.

    Genera Acciones de Cambio Diarias

    ¿Qué puedes cambiar de tu forma de actuar cada día que te hagan un mejor ser humano o que ayuden a otro a serlo?

Arriesgarte a encontrar tu propósito cuesta trabajo, genera dudas y miedos que son naturales, pero cuando la vida nos presenta oportunidades, si no tomamos el riesgo y vencemos los miedos, perdemos la oportunidad de encontrar nuestra propio camino.

Es hora de escuchar lo que la vida siempre te ha tratado de decir. Es hora de tomar acción. Cuando la vida te abra una puerta llena de posibilidades para explorar, entra y explora. Escucha esa voz interna que te invita a tomar riesgos. No esperes a estar en tu lecho de muerte para preguntarte si valió la pena vivir. No importa si tienes 10 u 80, te puedes inventar o reinventar. Como me dijo don Jaime, un campesino de 85 años: “profesor, nunca nadie me había dicho que podía tener un propósito en la vida”. Vale la pena aclarar que de profesor no tengo nada, pero así me lo dijo.

Asegúrate en vida de que valga la pena, para ti, para las personas que te rodean y para el mundo.

4. CAMBIA EL MUNDO

Primero debemos responder 3 preguntas fundamentales.

1. ¿El mundo debe cambiar?

2. ¿Quiero ayudar a cambiar el mundo?

3. ¿Para cambiar el mundo primero debo cambiar yo?

Si tu respuesta a cualquier de las preguntas anteriores es no, ni siquiera salgas de casa a buscar el camino que te llevará al abismo. Si respondiste afirmativo a las tres, tienes la gasolina para salir de casa, buscar el camino, dar el salto, encontrar tu propósito y de paso, ayudar a cambiar el mundo (cada vez que tengas una duda en tu camino, vuelve a estas tres preguntas).

Si los individuos no cambian ni se transforman, es imposible que el mundo también lo haga.

Cuando conoces tus valores y vives con propósito, tu pensamiento, sentimiento y actuar son una unidad coherente. De esta forma no importa lo que te ponga la vida por delante, lo podrás solucionar. No importa en qué proyecto estés y qué tan difícil sea terminarlo, no te rendirás. No importa que todos te digan que estás loco y que no lo vas a lograr, tu sabrás que lo que estás haciendo tiene sentido y es lo correcto. No importa qué tan grave esté el planeta, siempre tendrás la esperanza de que lo que haces está ayudando a mejorarlo.

No importa cuántas veces falles, tendrás una razón y una motivación clara para levantarte y seguir intentándolo.

Rosa Park no se habría atrevido a desobedecer al chofer de un autobús público en 1955 en el sur de Estados Unidos. El chofer quería obligarla a ceder su puesto a una persona de raza blanca. Ella se arriesgo a seguir sus principios y por más que esto la llevó a la cárcel, también la llevó a cambiar la historia de este país.

Si no fuera así, Thomas Edison se habría dado por vencido cuando falló la vez #100 y no logró hacer el bombillo.

Pero tampoco se dio por vencido en el intento, 200, ni en el 300. Tuvo más de 1000 intentos fallidos antes de revolucionar e iluminar las noches de la humanidad.

No se dio por vencido porque tenía claro su propósito de vida.


Otra historia resalta el tener claro el propósito y el no tenerlo claro.

En el año 1900 había una carrera increíble por lograr que un aparato volara. Había varios equipos con mucho dinero y hasta financiados por el gobierno. Uno de ellos, el que contaba con más recursos, tenía una motivación para hacerlo. Su meta era ser el primero en lograrlo, por el dinero, la fama y el reconocimiento que vendrían con ello.
Por otro lado estaban los Hermanos Wright, que como todo el mundo sabe, fueron los que lo lograron. Ellos no tenían dinero ni tenían equipos profesionales asesorándolos. Vendían bicicletas y con eso salían a comprar las partes para sus aviones. Y como estrellaban 4 al día necesitaban vender muchas bicicletas. Pero tenían claro el propósito de lo que estaban haciendo. Estaban convencidos de que cambiarían el mundo si lo lograban y no se iban a detener ante nada. Ellos juntaron los 5 ingredientes y lograron una transformación.

Mientras que los miembros del otro equipo, cuando supieron que los Hermanos Wright les habían ganado en la carrera de ser los primeros, abandonaron todo el desarrollo y no continuaron. Para ellos se trataba solamente de la meta, de lograr el título y ser famosos. Para los hermanos Wright llegar a esta meta era sólo el principio de su propósito.

Cuando tienes el propósito correcto y sabes por qué hace lo que haces, no renuncias, lo sigues intentando.

Comparte este artículo

Hay muchos otros ejemplos de personas que vencieron sus miedos y obstáculos, y dejaron atrás todo lo que tenían para resignificar sus vidas y ayudar a cambiar el mundo. Para lograrlo tuvieron una claridad que los llevó por el camino de vivir con propósito.
Pero no hay que ser Gandhi, La Madre Teresa, Martin Luther King, Albert Einstein, Leonardo Da Vinci, Steve Jobs o Nelson Mandela para ayudar a cambiar el mundo.

Con que te preguntes ¿cuál es mi propósito en la vida? y abras la puerta para salir a buscarlo, ya estás cambiando el mundo. Y mientras recorres el camino pregúntate, ¿Qué puedo hacer hoy para ser una mejor persona?

Igual si te propones cambiar el mundo como uno de ellos, lo lograrás. Sólo hay que atreverse a cambiar.

Ahora es tu turno.


Para ayudarles a iniciar el camino, hemos preparado un PDF con una infografía descargable totalmente grátis. Es una guía simple pero profunda, que las hará cuestionarse los más básico sobre su vida. Puede ser la oportunidad para abrir la puerta hacia el camino que para mí, comenzó con una simple colombina.

¿Cómo estás consiguiendo tu transformación personal y la de tu entorno?

Si quieres buscar el camino que te llevará a darle sentido a la vida y a encontrar tu propósito, atrévete a dar el salto. Y para que te sea más fácil dar el primer paso, te invitamos a descargar un PDF que contiene infografías que te ayudarán con los pasos que debes seguir para lograrlo.

¡Haz click aquí para descargar el pdf!
Dicen que la persona promedio muere a los 25…pero es enterrada a los 75. No dejes que la vida pase sin haberla vivido, no dejes que tu vida pase sin que tenga sentido. Da el salto. Encuentra tu camino y asegúrate de dejar un rastro, así cambiaremos el mundo.
About the Author

Juan Pablo Gaviria Frank

Twitter

Emprendedor social, narrador de historias, happy manager, fotógrafo, motociclista y creativo. Después de una exitosa carrera de más de 18 años en la industria de la televisión como creador, director y productor, ahora se dedica a inspirar a otras personas para que definan su propósito de vida, y utilicen las herramientas naturales que tiene el ser humano para hacer de su vida y su entorno lo que deseen. Por esto, desarrolló la metodología de la Huella Social Motto Dots para generar conciencia y acciones de cambio en el individuo, que ayuden a transformar el mundo.